Ecopolitica
    Director: Mario Casalongue
   
e-mail: correo@ecopolitica.com.ar
INICIO
Facebook Twitter Institucional
Cumbre de expertos

¿Reducir a cero las emisiones de CO2?: la opinión de los líderes de la región en cambio climático

Días previos al informe presentado por la ONU, se reunieron en Costa Rica destacados académicos, emprendedores, empresarios y políticos en el primer Congreso de Sostenibilidad, Ecología y Evolución (SEE), para debatir sobre los retos que tiene la región para salvar al planeta Tierra del calentamiento global.
 
El desafío para los gobiernos es trabajar en políticas que brinden información, sensibilicen y propongan cambios de hábitos y procesos en materia ambiental.

Días previos al informe presentado por la ONU, se reunieron en Costa Rica destacados académicos, emprendedores, empresarios y políticos en el primer Congreso de Sostenibilidad, Ecología y Evolución (SEE), para debatir sobre los retos que tiene la región para salvar al planeta Tierra del calentamiento global.

En dicho informe, los científicos asesores de Naciones Unidas en cambio climático advirtieron sobre la necesidad urgente de disminuir en un 45 por ciento las emisiones de dióxido de carbono (CO2) —el principal gas de efecto invernadero— en los próximos doce años. Para 2050, esas emisiones deberían llegar a cero, un objetivo que requiere un compromiso sin precedentes por parte de los gobiernos.

Líderes de la temática reunidos en SEE dejaron como resultado algunas conclusiones, metas y desafíos que debemos afrontar en Latinoamérica para fomentar el cuidado del medio ambiente, reducir la huella ecológica y las emisiones de CO2. 

El lado “sexy” del reciclaje 

Para Arthur Huang, ingeniero, arquitecto y fundador de la empresa Miniwiz, el plástico debería ser costoso y utilizado para producir bienes de calidad. Esto des-incentivaría la producción de materiales descartables como vasos, platos o cubiertos. En la actualidad “es muy difícil transformar la conducta del consumidor para que de la noche a la mañana se convierta en un comprador ético”, expresó Huang. Entonces ¿cómo hacer para concientizar a las personas sobre la importancia del reciclaje? Para él, esto sucede cuando un bien se convierte en atractivo y objeto de deseo para las personas: “lo ideal sería convertir el reciclaje en una adicción, como la moda o el consumo de café, para que pueda escalar paulatinamente hacia el consumo masivo y hacer crecer la demanda”, concluyó. 

Medir la huella ecológica es un tema de economía 

“El boleto al éxito es tener poder ecológico. Si sobre utilizamos los recursos que tenemos perdemos el poder ecológico y destruimos nuestras oportunidades para el futuro. América del Sur tiene más posibilidades de cometer errores en materia ecológica porque es una de las regiones ecológicamente más ricas del mundo”, aseguró Mathis Wackernagel, co-creador del concepto huella ecológica.

Para Wackernagel la discusión de fondo alrededor de la huella ecológica, el calentamiento global y la proporción de emisiones de CO2 lanzadas a la atmósfera es qué clase de planeta queremos a futuro: uno de un escenario apocalíptico o uno en el que se pueda satisfacer la demanda de recursos naturales para todas las personas de forma equilibrada y sustentable. Para ello, “no tenemos que educar, tenemos que presentar información relevante y entendible, que sirva para tener mejores oportunidades”.

“Medir la huella es un tema de economía”, dijo Edmundo Castro, director de la Unidad de Carbono Neutral de EARTH. Esto quiere decir que administrativamente para una empresa, medir cuánta es su emisión le da racionalidad económica y le permite comenzar a tomar decisiones de optimización de consumo energético. “El enfoque está en contabilizar emisiones como parte de la responsabilidad empresarial y social. Después, al empezar a ver la reducción que esto significa en costos, más eficiencia y mayor oportunidad en los mercados; se ven más motivadas a continuar con este proceso”, señaló Castro. 

De una economía lineal a una circular 

La “economía circular” es un concepto que se comenzó a concebir en el 2005 y nació cinco años después a partir de la idea de Ellen Macarthur. Plantea la necesidad de repensar la manera en que se hacen las cosas en todos los niveles: “Habla de cómo podemos tomar los recursos y utilizarlos en un proceso productivo en el que no los desechamos sino que vuelven a ser parte de la etapa productiva, con el objetivo de minimizar los residuos. Como resultado, las empresas se vuelven más eficientes, generan mayores retornos y el mundo puede tener disponibilidad de recursos para el futuro”, explicó Daniel Felipe Garrido, EcoBuilding Solutions Manager para Schneider Electric Latin America. 

Para el caso de Latinoamérica, explica Huang, hay dos variables que facilitarían el desarrollo de un modelo de economía circular para el uso de los residuos: por un lado, ya se cuenta con la tecnología para lograrlo y por el otro, ya existe un enorme mercado que puede adquirir los productos que se desarrollan. “El aspecto de la manufactura y el de compradores se asocian, lo que se necesita es que ambos evolucionen para hacer del material reciclado un recurso para crear nuevos productos”, resaltó. 

Para Wackernagel, para impulsar una economía que genere más valor y menos desperdicio, hay que hacer coincidir la estrategia de negocio con la reducción o eliminación del sobregiro ecológico de la humanidad (que este año fue el 1 de agosto) y por lo tanto, medir el uso de recursos utilizados. Es fundamental que las empresas vean esto “como necesario, como una oportunidad de un mercado nuevo que se abre. Hoy los inversores miran cuán sustentables son las empresas. Entender la sustentabilidad, la situación ecológica de recursos de nuestro mundo, nos da información valiosa para producir”, concluyó Mathis. Castro agregó: “no es lo mismo adquirir un producto X producido de manera convencional y con contaminación; a consumir ese producto de manera ambientalmente responsable”.

Lo que falta por hacer 

“Para incrementar el uso de material reciclado dentro del ciclo de producción, es necesario ir más allá del compromiso ético y transformar la demanda de artículos que usan material reciclado en una oferta atractiva para los ojos del comprador”, dijo Arthur Huang

“Lo que creo que falta es la parte de la sensibilización humana, cómo ir a través de la educación logrando un cambio en la conducta, que nos demos cuenta de que el ecosistema nos permite expresar una actividad productiva pero que no por eso tenemos el derecho de contaminar. Tenemos que producir pero de manera sana. A nivel global, tenemos un compromiso de reducción de emisiones, entonces si todos estamos comprometidos vamos creando una forma de actuar diferente”, señaló Edmundo Castro. 

Según Huang, los gobiernos deben evitar los materiales descartables y penalizar el desperdicio de recursos con altos impuestos a las producciones, así como incentivar económicamente a aquellas empresas que utilicen residuos reciclados en su proceso productivo. “Las personas comenzarían a ver oportunidades en el plástico desechado para utilizarlo como material para la producción de nuevos bienes”, expresó.

El reto para Latinoamérica, según Garrido, está en generar el cambio en los hábitos: “para poder implementar una economía circular tenemos que generar hábitos en las personas, voluntad en las empresas y tener legislación en el gobierno; es decir, generar un ecosistema que nos permita hacer de esto una realidad”.

 Volver
 
Envíe su comentario :
 
 
 
Lavalle 166 entre Paseo Colón y Bouchard Piso 5° D
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina

Tel: (011) 4562-0793
WhatsApp: +54 9 11 3536-6442 / +54 9 221 303-3215 / +54 9 221 542-9307
Ecopolítica es un producto de Multimedios NOVA Noticias de la Argentina y el Mundo
(c) 2018.Todos los Derechos Reservados. Ecopolítica v1.01
pie